¿Qué tipo de blanqueamiento dental me hago? ¿Son todos iguales?

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético, seguro y predecible, pero no todos los productos de blanqueamientos son iguales ni funcionan de la misma manera. Es importante que un dentista lo supervise e indique cuál es el más adecuado en cada caso.

No tenemos que caer en la tentación de realizar técnicas caseras que nos cuentan amigos o buscar productos en Internet para blanquear nuestros dientes, ya que esto puede perjudicar nuestro esmalte y erosionarlo. Por ejemplo, cepillarse con bicarbonato y agua oxigenada. Las consecuencias de los blanqueamientos “caseros” pueden ser irreversibles.

Por otro lado tenemos el “blanqueamiento dental de farmacia”, un tratamiento seguro pero que no alcanza los resultados de un blanqueamiento realizado por un dentista, por varios motivos:

  • En primer lugar, para que el producto haga efecto en el esmalte, tiene que tener unas concentración determinada que sólo pueden ofrecer los odontólogos.
  • En segundo lugar, para que su aplicación sea efectiva hay que realizar unas férulas a medida de los dientes que sólo puede hacer un dentista.

Los pacientes que compran blanqueamientos de farmacia no suelen estar satisfechos con los resultados. En los supermercados podemos encontrar pastas blanqueantes, pero debemos tener cuidado de no abusar de ellas, ya que muchas blanquean los dientes y quitan las manchas a expensas de partículas de sílice. Estas partículas son bastante abrasivas y en determinados pacientes, pueden aumentar la sensibilidad dental.

¿Qué tipos de blanqueamientos dentales son seguros?

Los que se hacen en una clínica dental bajo supervisión de un odontólogo. El blanqueamiento dental profesional se hace con peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida, productos que no dañan el esmalte y que blanquean el diente desde su interior sin erosionarlo. Y dependiendo de cada caso, el dentista puede elegir si el blanqueamiento se hace en clínica o en casa.

  • El blanqueamiento en clínica se realiza mediante la aplicación de un gel en los dientes y una posterior activación del mismo con una lámpara o láser. Las sesiones suelen durar 1 hora y los resultados son inmediatos.
  • La aplicación en casa se realiza mediante unas placas a medida de los dientes (férulas), que se rellenan con el agente blanqueante y que posteriormente se colocan sobre los dientes en periodos de 4-6 horas/día, durante 7-10 días. El efecto secundario más frecuente suele ser la sensibilidad dental, que aparece en un 30-40% de los casos, pero que sólo dura entre 24 y 48 horas.

La satisfacción del paciente después de un blanqueamiento dental en la clínica es altísima ya que los resultados cumplen con sus expectativas.

Tags: Estética dental

¿Deseas conseguir una sonrisa natural que se identifique con tu personalidad?

Conoce cómo las carillas dentales son la solución ideal para transformar tu sonrisa en esta guía práctica.

descarga el manual de estética dental - clínica pronova