¿Con qué problemas puede ayudarte el colutorio bucal?

Dra. Libertad Caro

Especialista en Periodoncia e Implantología Dental

Los colutorios son formas farmacéuticas tipo solución acuosa de ph neutro que se adhieren a las mucosas orales con una finalidad terapéutica. Habitualmente se aplican mediante enjuagues orales durante un minuto mantenidos en la boca. En la actualidad podemos encontrar múltiples presentaciones comerciales con diferentes fines.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de los colutorios?

Los colutorios son económicos y están disponibles en cualquier farmacia además, entre las ventajas de la administración de tratamientos mediante colutorios son encontramos que es fácil de realizar por parte del paciente, y que, por sus características, dejan un sabor agradable en la boca después de usarlos.

Como inconvenientes podríamos resaltar que no sustituyen al cepillado y un mal uso de los mismos puede tener efectos secundarios como alteraciones en el sabor de los alimentos, descamación de las mucosas o tinciones en los dientes.

¿Qué problemas pueden ayudarnos a tratar?

1. Colutorios para tratar la gingivitis y periodontitis.

Cuando hay enfermedades periodontales activas y sin tratamiento en la fase aguda se puede recetar enjuagues que suelen llevar en su composición Clorhexidina al 0,12% o al 2%. La clorhexidina es una sustancia antiséptica de acción bactericida y fungicida que se ha de usar sin diluir. Se recomienda mantenerlo en la boca entre 30 o 60 segundos y repartir bien por los dientes y también se pueden hacer gárgaras.

Los colutorios de clorhexidina tienen sustantividad, es decir, que su efecto en las mucosas permanece durante horas, por ello, se recomienda el uso 2 ó 3 veces al día dependiendo de las indicaciones. No es recomendable un uso prolongado porque tiene efectos secundarios como descamación o alteración del gusto.

La clorhexidina tiñe la placa bacteriana y si no hay una buena higiene oral puede cambiar el color de los dientes de manera reversible. El colutorio de clorhexidina se ha de usar junto con un dentífrico de la misma composición, ya que las pastas fluoradas pueden alterar la capacidad antiséptica. Estos enjuagues mejoran la inflamación y el sangrado de las encías, pero nunca sustituyen el tratamiento periodontal.

2. Colutorios tras una cirugía oral.

Los enjuagues de clorhexidina de los que hablamos, también se usan después de un post operatorio de cirugías orales o extracciones dentales para evitar infecciones postquirúrgicas.

3. Enjuagues para combatir el mal aliento.

La composición de estos colutorios suele ser digluconato de Clorhexidina que es el antiséptico de referencia, de amplio espectro, que controla el exceso de carga bacteriana y elimina las bacterias productoras de gases malolientes.

También pueden incluir Lactato de Zinc que inactiva los gases malolientes consiguiendo que no se desprendan y que no produzcan efectos negativos en la cavidad bucal. El Cloruro de Cetilpiridinio (CPC) que es un antiséptico con actividad antibacteriana que actúa sinérgicamente con la Clorhexidina, potenciando su acción y ayudando a disminuir la producción de gases malolientes.

Para asegurar una buena higiene bucal y una completa eliminación de las bacterias productoras del mal aliento, se recomienda realizar 2 enjuagues diarios, por la mañana y por la noche tras el cepillado dental y uso del limpiador lingual, durante 1 minuto. Para eliminar de forma más eficaz las bacterias acumuladas en el dorso posterior de la lengua, se recomienda realizar gargarismos.

4. Tratamiento para las aftas o úlceras bucales.

Las úlceras y aftas bucales son dolencias que se dan en la boca y que provocan importantes molestias. Los colutorios para aftas bucales y úlceras te ayudarán a aliviar estos procesos inflamatorios. Es decir, calman el dolor y la inflamación en la boca. Habitualmente llevan en su composición ácido hialurónico que promueve y acelera los procesos antiedematosos y antiinflamatorios y ayuda a cicatrizar las heridas.

5. Tratamiento de la sensibilidad dental.

El colutorio para la sensibilidad dental está indicado en los siguientes casos: hiperestesia dentinaria (sensibilidad dental); para evitar o aliviar la sensibilidad dental tras una limpieza dental realizada por un profesional; tras la realización de tratamientos periodontales; cuando existe retracción gingival y pérdida del esmalte dental.

Gracias a su uso continuado, se elimina el problema de la sensibilidad dental de forma duradera. Todo ello es posible gracias a que en su composición se han incluido una serie de principios activos de excelentes propiedades. Algunos de ellos son:

  • Flúor, de acción remineralizante del esmalte dental y acción anticaries, fundamental para evitar problemas de sensibilidad dental.
  • Nitrato potásico, eficaz en el tratamiento de la sensibilidad dental.
  • Xilitol, que potencia los efectos del flúor.

Se recomienda realizar enjuagues bucales, después de cada cepillado. Evitar comer y beber pasados 15 minutos desde su utilización, así como ingerir bebidas y alimentos ácidos durante el tratamiento.

5. Tratamiento de caries:

Los colutorios anticaries buscan el refuerzo del esmalte dental mediante la aplicación de fluoruro sódico, que tiene una acción remineralizante y favorece la formación de fluorapatita.

6. Tratamiento de la xerostomía o boca seca:

La xerostomía es la sensación de sequedad bucal debido a la disminución de saliva, provocada por una alteración del funcionamiento de las glándulas salivales. La presencia de saliva en la cavidad oral es muy importante porque gracias a ella se mantienen humectados los tejidos orales, facilitando el habla, la masticación, la deglución, etc.

La saliva también permite la función de limpieza de la boca, así como la regulación de la acumulación de bacterias. Un nivel de saliva adecuado puede evitar un desequilibrio de microorganismos en el ambiente oral que puede dar paso a la aparición de caries, enfermedades en las encías, halitosis o mal aliento, entre otras.

Es importante conocer si la actividad glandular aún puede ser estimulada de forma mecánica, química o gustativa. Las sustancias que promueven la secreción de saliva se llaman sialogogos. En función de su nivel de acción se pueden dividir en sistémicos (sustancias farmacológicas) y agentes tópicos (estimulantes gustatorios).

Por otro lado, se encuentran los agentes humectantes o sustitutos salivales, que mediante el uso de formulaciones con Betaína, Xylitol, Alantoína, Aloe vera y Fluoruro sódico como parte de la higiene bucal diaria, ayudan a humectar la mucosa bucal.

El Xylitol presenta efectos beneficiosos a nivel oral: un efecto bacteriostático y humectante, a la vez que potencia el efecto anticaries y remineralizante del Fluoruro sódico. La Betaína, la Alantoína y el Aloe vera por sus acciones antiirritantes, regeneradoras y cicatrizantes de los tejidos, previenen las fisuras de la lengua, labios y paladar, mejorando la sintomatología de los pacientes con xerostomía. También, existen formulaciones que incluyen el Ácido málico como un agente estimulante de la secreción salival sin efecto erosivo sobre el esmalte dental

 

Hay otros muchos colutorios con distintas aplicaciones terapéuticas (candidiasis, gingivitis descamativas, etc.) pero hemos resumido los más frecuentes. Es importante que los enjuagues con un colutorio sean acompañados por la visita al odontólogo para evaluar los resultados de la terapia.

Categoría: Estética dental, Periodoncia

¿Quieres cuidar del bienestar de tu sonrisa y la de los tuyos desde tu hogar?

Descubre los pasos imprescindibles para seguir una higiene dental correcta.

Nueva llamada a la acción