¿Qué es un injerto de encía? ¿Para qué sirve?

Dra. Libertad Caro

Especialista en Periodoncia e Implantología Dental

Muchas personas no son realmente conscientes de la importancia de mantener las encías sanas. En definitiva, las encías nos ayudan a soportar los dientes y su mantenimiento es igual de importante para la salud buco-dental. Por ello, quizá seas una de esas personas que hayan oído hablar sobre el término “injerto de encía” y te preguntes cómo puede ayudarte a conservar la salud de tus encías.

¿Qué es el injerto de encía?

Un injerto de encía es una técnica de microcirugía periodontal que se emplea para tratar un defecto en la forma, tamaño o contorno de los tejidos blandos que sujetan los dientes. Podemos encontrarnos diferentes situaciones en las que se va a necesitar este tipo de tratamiento:

1. Cuando existe un problema de recesión de encías.

El injerto de encía es útil cuando nos encontramos con pacientes a quienes se les ha retraído la encía alrededor de un diente dejando ver la raíz del mismo. La recesión produce pérdida del hueso que sujeta al diente, sensibilidad dental y en ocasiones molestias e inflamación. En este caso el injerto tendría una finalidad terapéutica para mejorar el pronóstico del diente. Con un injerto conseguimos cubrir la raíz del diente y recuperar la encía perdida.

antes y después de un injerto de encías

2. Cuando la encía que rodea a los dientes es muy fina y delgada.

Esto es lo que llamamos un biotipo periodontal fino. Cuando los pacientes presentan un encía fina y delgada, nos encontramos una condición anatómica en la que el paciente tiene una mayor predisposición a padecer de retracción de las encías a causa del cepillado. Se pueden realizar injertos de encía para engrosarla, hacerla más resistente y evitar esta recesión. Y en este caso, los injertos tendrían una finalidad preventiva.

3. Cuando se pretende mejorar la estética de las encías.

Esta técnica de microcirugía periodontal también es efectiva para mejorar la estética alrededor de implantes y coronas protésicas. Cuando se pierde un diente se reabsorbe el hueso que lo sujeta y la encía se aplana. Cuando realizamos técnicas de Implantología dental en zonas más visibles es habitual poner un injerto de encía para mejorar el aspecto estético de la futura restauración y dar un aspecto y sensación de naturalidad a la prótesis.

¿De dónde se obtiene el injerto de encía?

Habitualmente se obtienen los injertos del paladar del paciente. La fibromucosa palatina es rica en fibras de colágeno. Mediante una pequeña e indolora microcirugía del paladar se extrae un injerto de tejido conectivo del mismo y se coloca donde es necesario mediante una sutura muy fina y cuidadosa. El paladar cicatriza a la semana y a las dos semanas se ha regenerado completamente. No es molesto, aunque durante unos días el paciente tiene que evitar comidas crujientes y tener una dieta blanda.

En Clínica Pronova también realizamos injertos de encía sin extraerlos del paladar del paciente. Son injertos de colágeno, también llamados aloinjertos. Tienen la ventaja que no hay que dar puntos en el paladar, el tiempo de intervención se acorta y las molestias postoperatorias también, por lo que es mucho más cómodo para el paciente

Muchas veces los injertos van acompañados de la aplicación de un gel proteínas derivas de la matriz del esmalte, que acelera la cicatrización, mejora la regeneración y los resultados de la técnica quirúrgica.

En todos los casos el paciente tiene un postoperatorio en el que puede hacer vida normal, unas pequeñas molestias que se controlan con antiinflamatorios y duran 2 o 3 días y los resultados se ven a la semana de la intervención.

Todas estas técnicas son muy predecibles con unas tasas de éxito de más de 98% llevadas a cabo por manos expertas y especializadas como las de un cirujano periodoncista.

Categoría: Periodoncia

¿Sabes qué significa tener las encías inflamadas? ¿Qué son la gingivitis y periodontitis?

Conoce las enfermedades de las encías y toma una decisión conociendo tus alternativas con esta guía.

descarga el manual de periodoncia - clínica pronova