Soluciones estéticas tras la tinción dental por tetracilina

Dra. Guillem

Especialista en Endodoncia y Estética Dental

Si bien existen diferentes tipos de tinciones dentales, una de las más preocupantes para muchos pacientes ha sido la causada por la tetraciclina. La Tetraciclina es un antibiótico habitual que, hasta hace sólo unos años, se administraba tanto a adultos como a niños para tratar distintas patologías. No obstante, con el tiempo, se descubrió que uno de los efectos que producía era una tinción permanente en los dientes en forma de manchas horizontales de color marrón o gris a lo largo de todas las piezas.

¿Por qué mancha los dientes la tetraciclina?

Este efecto indeseado se debe a la capacidad del medicamento de formar bandas de pigmento fluorescente en el interior de las piezas dentarias en desarrollo. Si bien estas manchas no afectan a la estructura, vitalidad o función del diente, sí deslucen mucho la estética de la sonrisa, según su grado de intensidad, siendo un auténtico problema para las personas que lo padecen.

¿Cuáles son los grados de tinción por tetraciclina?

En función de la forma, el color y de la intensidad de estas manchas, podemos distinguir cuatro grados de tinción:

I - Manchas pardas, amarillentas marronosas y amarillentas claras.

II - Manchas más intensas, marronosas y amarillentas.

III - Manchas más oscuras formando bandas.

IV - Tinciones muy severas que pueden presentar pérdida de estructura dental.

¿Qué tratamiento es recomendable en cada caso?

Si bien las manchas no pueden ser eliminadas en su totalidad, sí que existen tratamientos recomendados para rebajar su intensidad.

El blanqueamiento dental

El blanqueamiento es un tratamiento destinado a reducir el tono de color del esmalte con resultados inmediatos y sin efectos secundarios. Si bien es cierto que las manchas causadas por tetraciclina, en muchos casos, no llegan a eliminarse de manera total, el blanqueamiento dental rebaja la tinción. Es un tratamiento recomendado a pacientes con tinciones de primer grado.

Las carillas dentales

Las carillas son unas finas láminas de cerámica o composite que se colocan sobre la cara frontal del diente, recomendadas para aquellos pacientes que sufren un tinción más severa.

  • Las carillas de cerámica son realizadas en una cerámica muy resistente con diferentes grados de translucidez. Tienen un grosor entre 0,3 y 1,5 mm y se fijan a la parte frontal de los dientes mediante un sistema de adhesivo especial tras un leve tallado del diente. Se requieren varias visitas para su fabricación, ajuste y colocación. Pueden durar fácilmente entre 15 y 20 años (incluso más) sin perder su color, su brillo, ni sufrir desperfectos. Obviamente, esta duración también dependerá de los hábitos del paciente en relación a su salud oral.
  • Las carillas de composite son realizadas mediante resinas de composite que se aplican en forma de capas muy finas sobre el diente y se polimerizan con una luz de LED para endurecerlas. En una sola visita se moldea y se da la forma ideal a los dientes.  A diferencia de la porcelana y a pesar de que hoy en día existen materiales muy duraderos, las carillas de composite pueden pigmentarse con el paso del tiempo y, por ello, requieren de pulidos y posibles reparaciones periódicas para mantenerlas en perfecto estado.

Categoría: Estética dental

¿Deseas conseguir una sonrisa natural que se identifique con tu personalidad?

Conoce cómo las carillas dentales son la solución ideal para transformar tu sonrisa en esta guía práctica.

descarga el manual de estética dental - clínica pronova